lunes, 10 de noviembre de 2008

Justo lo que quería

Es una de gritos insoportables. Me duele la cabeza. Me desespera su irracionalidad, su enojo, la voladura de la térmica. Me arden los oídos. Me puede la histeria.

¡... y no, y no y no! ¡¿Será posible que todos los días sea lo mismo, que no pueda volver del trabajo y que al menos la cena esté hecha?!

Perdón, yo...

No me dejará hablar. Ahora viene el monólogo. Ahora terminará de destrozarme los nervios. Ni siquiera hoy, justo hoy, me da un descanso. Ahí va.

Perdón, nada. ¿Acaso no te doy lo mejor, decime? ¿Acaso no tenés todo? Te puse una casa de puta madre en Olivos. Tenés la Noguchi que querías, tres televisores de cincuenta y dos pulgadas, el puto juego de cuero Van Der Rohe. ¡El puto juego de cuero blanco de Van Der Rohe! —y sigue— Pero no, qué va, cómo va a estar alegre, no-no-nó. ¿Qué alegría le puede dar tener un Be-Eme en el garage y que mandase a traer de Berlín, de Berlín, las mesas y sillas que le comieron la cabeza en Bahaus? No-no-nó... ¿Qué más tengo que darte para que por una puta vez en la vida yo reciba algo, eh?

Quiero decirle que lo siento y darle un beso, pero es inútil.

¡Todo, carajo, todo tenés! Pero, no, no podés tenerme lista la cena, así llegue como un estropajo del laburo...

Tenés razón, tenés razón, no sé qué decirte —me acurruco en el sofá hundiendo la cabeza entre las piernas.

Sale dando un portazo y yo me desconsuelo llorando. En estos días estamos teniendo peleas a diario. Empezó a poco de que nos casáramos, hace casi tres años. No nos toleramos. Por alguna razón, no importa cuál, yo siempre meto la pata. Y cuando intento explicarme no hay conversación posible. Todo es pataleo, berrinche. Se me oxida el ánimo.

Y pierdo siempre. Sus argumentos son más firmes, sus gritos más altos. Tiene esa cosa en la voz que... Y a mí se me cierra la mía, como si se encapsulara.

Si yo pierdo el equilibrio por los nervios, los suyos le tensan el cuerpo. La cara se le afina y se le inflaman las venas del cuello.

En esos momentos no valen mis requiebros. Se ha perdido el respeto: la culpa es mía, siempre.

Me deja acariciando la pena para darse una vuelta por la calle tratando de hallar la calma. O se va al bar y se emborracha o llama a sus amigos y echa pestes de mí. A veces temo que pierda los estribos y me haga un daño fiero. Ya saben, uno definitivo.

Pero esta vez ha regresado de inmediato. Escucho las llaves en la puerta. Me lavé la cara y me puse un poco de hielo en los párpados para sacarme la hinchazón del llanto. No quiero que me vea como un desperdicio humano.

Me cago en diez, carajo —dice, a modo de saludo.

Le sonrió. Sí, le sonrío. Sé lo que pasa; el tiempo me entrenó. No vuelve para continuar la pelea. Este es su modo de pedir disculpas. Se reprocha el mal trago.

Tomá —me dice, estirando un sobre que traía apretado en el puño.

Abro. Adentro está el vale para retirar de la tienda el nuevo multiprocesador Smashing Pumpking, con cubiertas de acero inoxidable y dieciséis velocidades. Muele, corta, deshebra y hasta traduce. ¡Es justo lo que quería!

Feliz cumpleaños, amor —me dice y me besa en la boca.

Sus labios son como los recuerdo. Suaves, tersos, carnosos, muy rojos. El pequeño beso nos excita y decidimos apagar el fuego primitivo en el cuarto. El sexo de reconciliación lava las afrentas, supe siempre. Hacemos el amor lento y profundo, y durante todo ese tiempo escucho de su boca lo que siempre deseé escuchar: te amo, te adoro, te amo, te adoro...

Podremos tratarnos como perros, pelear como lobos y hacer temblar las paredes con chillidos de hiena. Para los demás somos animales salvajes. Pero, mundo visible y supuesto, mi mujer siempre recuerda mi día. Es la mejor esposa del mundo.

40 COMENTARIOS:

Parsimonia

Te comento por email, ok?

› Esteban Dublín

Pues nada, feliz cumpleaños al protagonista.

› Turca y Madurita

Machista pusilánime, que se ponga los pantalones y vaya a trabajar. Encima que se acuerdan de él se queja, vago de la gran siete.

› Un Fantasma recorre el Sur

Machista tu abuela, loca del orto, vos no sabés lo que es ocuparse de la casa. Somos una generación de metrosexuales sufridos. ¿Acaso "una" no puede tener un día con las hormonas alteradas? ¡Es el cumpleaños, pobre pibe!

(Me estoy meando de risa)

› Miguel Llorent M

Pues no puedo menos que coincidir con el amigo Fantasma aquí. Percibo que la liberación de la mujer y la igualdad de sexos ha devenido en un libertinaje inconcebible. Hemos pasado de un sometimiento a otro, al revanchismo. Así no se sostiene una pareja, y se los digo yo que llevo cuatro. Todas unas pretenciosas que no sabían lavarme ni plancar las camisas como mi madre.

› Miguel Llorent M

Quise decir planchar, pero creo que se entendió.

Diego Fonseca

Parsimonia
Ok, aunque podés disparar aquí. Que sea privado no elimina el crimen de este pobre escriba.

E
Estoy pensando que lo pasó bien, pero me temo que el resto de su vida se va al caño.

Turca y Madurita
¿Seremos injustos y quejosos, nos sentiremos siempre abandonados y con la amargura a flor de piel? Llamaré a mamá y a mis amigos. Y después, de compras.

Fantasma
La insensibilidad femenina roza el escándalo. A mí ni me felicitan por lavar bien las copas Riedel sin romperlas ni me agradecen mi conocimiento de Heidegger.

Miguel Llorent
¿A vos te planchan?

› Ana Lía Weiller

Soy yo la primera que noto que esos hablando son los Kirchner???

La señora volviendo del trabajo es CFK y el amo de casa, Nestorcillo. Brutal ironía, Gemelo, porque lo que menos hace el marido es quedarse tranquilo viendo la novela.

Aunque tu sutileza es increíble: el regalo es algo para hacer puré todo (la oposición?)

Estoy sobredimensionando la interpretación o qué?

› Parsimonia

Miguel, sin acritud, a lo mejor buscabas una porno-chacha. Es que una mujer-amante-esposa-amiga es otra cosa, a mi entender.

› Miss Heinz, la combativa fémina

Estimado Miguelito, llevamos algún tiempo en este blog comentando todos así que asumiré que tenemos una amistad a la distancia entre desconocidos. Por eso, con todo cariño, mi querido: "va fangulo". Usted sabrá qué significa eso en su querida España (sí, lo leo y sé que es español en México).
Búsquese una querida que le sostenga los trapos en alto y abra lo que quiera abrir cuando usted lo desee, mi muy buen hombre, que la humanidad va por otro carril.
Y digo todo esto sólo para provocarlo (eso espero) porque creo que es chiste que diga que nadie planchaba "como su madre". Por dios, a esta altura de la existencia, hombre.

Gemelo, el texto me encantó. Y su poder reside en que aquí nos tenés hablando de él y a partir de él.


Miss Heinz

› Un Fantasma recorre el Sur

Me introduciré donde no me llaman no por simple camaradería sino porque entiendo el sufrimiento de Miguel Llorent en carne propia. Peor: yo soy amo de casa, trabajo desde casa y mantengo prolija una casa sin "muchacha" que limpie. Mi mujer se encorbata y nos trae el pan.
LO que contaré es real. Yo lavo, cocino y plancho. Tiendo la cama como nadie, sùper lisita. He aprendido qué tipo de velas quiere mi mujer como aroma para el hogar --qué le voy a hacer, gana más-- y tengo cortitos a los pibes (3, todos varones).
Cuando mi "hembra" (ja ja ja) llega a casa lo único que quiero es salir y ella tirarse a dormir. Conservo cierta masculinidad en algo y es que no me largo a hablar como descosido apenas ella pone un pie dentro, y eso que me paso todo el día solo, porque los críos hacen doble jornada escolar.
Este detalle es interesante. Mi mujer los pasa a buscar por lo que a quien primero ven los chicos es a ella, que vuelve bastante impecable del trabajo (es ejecutiva de una multi) y tiene siempre una sonrisa para ellos. Hagan las matemáticas: madre con hijos varones, empate perfecto. Yo pierdo por goleada.
Los pibes llegan y "me" (ja ja ja) desarman todo. Mi mujer tira la cartera en el sofá y se saca los zapatos y pone los pies sobre la mesa ratona del living. Sólo me falta correr a la cocina, destaparle una cerveza y decirle "Homero".

Por lo tanto, damas, no me/nos hablen de machismo, que bien domaditos estamos...

› Miguel Llorent M

PArsimonia y Miss Heinz: No. No soy un energúmeno del siglo XV ni un cavernícola de las cuevas de Altamira. Me niego, no lo acepto y no lo soy. No me satanizéis.

Mi problema es otro y, ajeno a la broma que hice, se resume al hecho de que hay cierta muestra de revancha femenina en eso de abusar de las concesiones masculinas. Vamos, que las mujeres mismas reconocen que pueden ser arpías.

Que no se malinterprete: sólo lo digo usando palabras que he oído de boca dle propio sexo débil. No busco porno-chachas (ja) pero me temo que yo soy, con todo respeto, el objeto sexual de la relación, un proveedor seminal, el tío más guay de la ciudad.

¿Qué tanto cuesta, sin contradecir al bien plantado y adolorido Fantasma, que a uno le planchen bien la camisa? ¿Y cuál es el problema de que mi madre lo hiciera mejor?

Vamos, que sé que se traen al afirmar eso de la relación hijo-madre (o madre-hijos, da igual), pero no es el caso. Lo mío es como el personaje de Jack Nicholson en "Mejor, imposible": las cosas deben hacerse bien y punto y digo lo que pienso como me gusta que sean. ¿Comento un error al hacerlo, Miss Heinz y Parsymonia?

Ahora mismo pienso que quizás el Doctor Casillas (el comentarista) tiene alguna razón... Disparen que tengo balas, pseudo mujeres modernas.

› Parsimonia

Fantasma es un chico muy bueno. Así debían ser todos!!!!!!! (je, je)
A mí me parece que saber planchar una camisa está muy bien, Miguel, pero sin importar el sexo.
Además, que si a una no se le da bien alisar esas p... arrugas que le salen a las camisas (Efectivamente!!!!) tampoco hay que pinchar en la herida, eh?
Además, el personaje femenino del texto es mucho más interesante así. Si fuera perfecta no habría nada que decir, ¿no es así? Aunque sarna con gusto no pica porque el tontainas del prota está encantado con su regalo.

› El Muy Docto y Real Doctor Casillas

Cómo no va a estar contento si el aparatejo hasta traduze: lo conecta y capaz que puede comprender a las mujeres.
Pobre muchacho, le compadezzzco

Creo que nuestro amigo Fantasma es más pusilánime que el del relato. La mujer a la cozina y ya, que han tenido sufiziente tiempo para demostrar valía y mire adónde hemos llegado. Crisis mundial. Margaret Thatcher, Hillary Clinton, vaya ejemplillos.

No, no me tentéis con discursillos melifluos. A cozinar, que eso les sale bien. Y usted, Fantasma, se me sube los pantalonzillos y, hala, a buscar trabajo para mantener a esa descocada que tiene por esposa.

› Cara de Amante

Jajaja, estoy encantada !!!

En la actualidad estoy segura que existen miles de casos como este y que mejor que los machitos se vayan integrando a los quehaceremos domèsticos

Che, sin duda excelente

Machuca La Ruca

Bueno, ya entendí de qué van todos los hombres del blog: hacerse los chicos malos de la cuadra.

Machistos domésticos son. Sáquenlos a la calle a que los mire una teen a la cara. Híjole, terminan corriendo a las faldas de mamá.

Mucho hablar en vano entre estos "testorenos".

Güey, sus tiempos de caverna y garrote se acabaron! A trabajar o a callarse que nosotras no nos quejamos, chin!

GEmelo, no eres malvado: eres perverso. Publciaste este texto para que nos las tomemos a golpes. Ya te veo disfrutando tras tu pantalla, Carver maléfico!

Machuca La Ruca

Ezequiel Prasky

¿Soy yo o a Fantasma lo están tratando de estropajo de piso? Macho, reaccioná que perdés el campeonato con tu mujer, dejá de dar argumentos a la contra, que se ponen anchas y a esto no lo paramos más...

› Guillermín al rescate

Parsimonia, a ver si te regalan una multiprocesador a a vos, cariño, quiero ver si se la tirás por la cabeza a tu marido-novio-amante-amigo... Nada, nena: guarde y use. Es más, usala ya mismo. Preparame un juguito (o preferís zumito?) de naranja que vengo cansado...


FOnseca, maestro para ecribir, pero la próxima vez evitá ponernos en ridículo, la c... de la lora

› Rogelio Federer Express

Esto parece el foro del canal "+30 años" de El Sitio en el 98, man... Aflojando. Pensemos en el texto: está muy bien, retrata con sorna una relación moderna y, como dice Ana Lía, hasta sugiere otras cosas --son los K o no?

COmo siempre, Fonseca, maestro. Felicitaciones también por la cbertura del 4 Nov en La Lettera. genial. Y tambien en TP, que lo visité de vez en cuando. Era hora de q te convocaran.

› Cara de amante

Ups ! leyendo el mensaje del niño Laurent, con el respeto que me merece, no entiendo como es que a tenido varias mujeres a su lado seguro salen huyendo pero no porque no sepan planchar, ni lavar sino porque se dan cuenta que estàn con un "machista" hijo de mamì, creo que lo mas conveniente es que no trate de atrapar otra victima

Diego Fonseca

Vaya, me pongo un consultorio de relaciones de pareja en 30+ y me forro... Ahí vamos, aunque advierto que prefiero no participar demasiado y dejarlos jugar a ustedes. Como dijeron por allí, detrás de la pantalla me han sacado un par de muecas.

Ana Lía
No lo pensé así pero si la ves de ese modo, vale. ¿Qué podría decirte? Tendré que releerla yo con ese prisma y te digo.

Parsimonia
Cuánto apasionamiento por el debate de género... Venga, goce. Creo que tenés dos o tres por allí con ganas de que les dirijas la palabra, por lo que veo.
En cuanto a las arrugas de la camisa, si son de algodón puro no te gastas. No se las vas a quitar. "Experiencia" se llama eso.

Miss Heinz
Gracias, parece que no te equivocás con el alcance del sentido del texto. Esto ha crecido rápido.

Fantasma
Lo tuyo es un apostolado. Muy buen relato. Te acompaño en tu pesar.

Miguel Llorent M
Ayer mismo ví "As Good As It Gets..." y entiendo tu punto, mas me temo que no puedo acompañarte en todo él. Creo que tenés que acabar el vínculo con mamá. Estás crecidito, colega.

El Doctor Casillas
¿Lo suyo es provocar por provocar para ver quién pica, no? Vil. Pero no se detenga. Quiero ver dónde termina y cómo.

Cara de Amante
¿Hombre más abocados a quehaceres domésticos? Acaba de llamar tu marido. Dice que necesita hablar contigo. Vos sabrás.

Machuca La Ruca
No te equivocás en casi nada pero me parece que el debate dista de pasar por quién tiene la razón.

Ezequiel Prasky
Habló uno que en La Revoluta es el rey de las decisiones... Salút y preparate para que te torpedeen también.

Guillermín al rescate
¿Vos también le vas a echar la culpa al mensajero? Parsimonia, que sean dos los zumos.

Rogelio FedEx
Gracias. La experiencia con TP fue muy atractiva y energizante.
Por otro lado, bien: haciendo honor a su nick, ha puesto la caballerosidad y el tono medio en la conversación. ¿Importa realmente si son o no son los Kirchner? Espero que el texto vaya más allá de eso.

› Miguel Llorent M

Cara de Amante, a mi madre jamás le he dicho "Mami". Siempre ha sido "señora madre", con respeto e hidalguía, el mismo con el que deben ser tratadas las damas.

Además, ¿osa usted decirme algo con ese apodo?

Volveré más tarde.

› Parsimonia

Guillermín, el multiprocesador te lo quedas tú, pero de esos que se instalan en el cerebro, para que pienses más rápido. Ah! Y con un ventilador, no se te vaya a calentar el coco demasiado de tanto pensar y al final el juguito salga de tu cerebrito exprimido.
La concha de tu madre!!!!!!! (¿Eso es argentino, querido boludito?)

› Guillermín al rescate

Con esa boquita decís te amo, cariño? Nada, Parsi, me pasé. Perdón. No queiro que el Gemelo me mande al joraca por andar de provocador gratuito. Se lo dejo a Casillas.
Eso sí, el zumito hacemelo de mandarina, mejor.

› Mariquena Monti

Me parece que han perdido el eje. Volvamos al cuento. Discutamos sobre el personaje, que es un idiota, un tonto. Creo que Diego nos está mostrando una faceta distorsionada con intención para que la veamos por su opuesto: el rol de la mujer sometida todavía hoy a la tarea del hogar.
Que el regalo ofrecido sea una variante súpermoderna de un clásico (la licuadora, la lustradora) implica la cristalización de un comportamiento, su rutinización. Reproducimos un modelo de comportamiento.
Saludos.

› Autócrata y Escuálido

Mariquena: what?

› Parsimonia

ok, no soy rencorosa, Guillermín. Sé que a algunos les gustan los azotes, je, je.

› Ana Lía Weiller

Pero al zumo se lo hace, Parsimonia?
En seiro ya, concuerdo con Mariquena (la cantante? está viva?) en el poderoso símbolo que el Gemelo nos ha regalado con este relato. Es evidente que hay una saturación del estereotipo pero creo que es provocada para notar el punto que menciona Mariquena: la cristalización de comportamientos. COmo subtextos, la culpa, ¿miedo al abandono? (cómo juzgar el comportamiento del tipo-macho pidiendo perdón cuando no es responsable?), los roles anquilosados.

Nada de esto debió mencionar el Gemelo para que lo veamos, lo cual está de sobra bien.

Saludos

› Anónimo

parece que este intercambio de pavadas que muchos parecen confundir con un debate fue "justo lo que quería" el autor. no se dan cuenta que los manipuló?

› Autócrata y Escuálido

Anónimo: What?

› Marion Getz

Por lo visto ya llegó la calma. Me ha gustado el texto pero no me ha desvelado --"Gólgota ha sido el mejor para mí.

Saludos.

Marion Getz
Miami, FL

JOHAN BUSH WALLS

Mire uste, tremenda revoluta que ha armado, solo les digo algo, estimados comentaristas, pongan atención, que el bombo no les arruine la Lacoste.

Buen texto maestro malvado.

› Guillermín al rescate

OK, firmada la paz. Si querés, "pegame y decime Marta", Parsi.
Y despues, ¿podés de una buena vez usar el Smashing Pumpking ese y hacerme un zumo?

› Pablo U.

QUé raro que no haya aparecido nadie para decir "a mí me pasa exactamente eso con mi mujer" pero sin ser textuales creo que todos, hombres y mujeres, hablan del mismo tema. A todos les ha pasado? Lo del muchacho y la muchacha, digo. Parece que fuera un mal de estos tiempos.

Muy bueno Diego.

Diego Fonseca

NOTA GENERAL
Cuánta participación. No le tenía tanta fe a este texto. Sigo sin tenérsela; me parece un tema tópico y típico y no estoy muy seguro de él (ahora, hoy, a la distancia, veo que le sobra el párrafo del encuentro sexual, y que el remate necesita ser otro. Es corky. Lo cambiaré en algun momento.
Ahora, como me debo a mi público, ahí vamos...

Parsimonia & Guillermín
Veo que años de aprendizaje de telenovela, Disney y corrección política han surtido efecto y la paz es con vosotros. Cuánto me alegro. Sólo falta que uno de los dos haga el jugo/zumo.

Mariquena Monti y Ana Lía
Gracias a ambas por el análisis. Es bastante razonable y adecuado, cercano a la idea inicial del cuento. (Sería aburrido e insoportable explicarla aquí). Bienvenida nuevamente, MM.

Autócrata y Escuálido
Why?

Anónimo
Póngase nombre (¿o será Anónimo con Apellido?) y así ocurrirán dos cosas: a) quizás le presten atención; b) quizás no.

Marion Getz
Bienvenida. Sí, Gólgota estuvo muy bien. Cuando puedas/quieras, decime qué no te gustó de Justo....

JBW
¿Usted quiere decir que el matrimonio y las revoluciones hacen perder la cabeza o al revés?

Pablo U.
Curioso; el working title de este texto era Estos días que vivimos. Se refería a una línea que decía el amo de casa, que finalmente eliminé. No sé si debía dejarla pero parece que el mensaje llegó igual.

Saludos a todos.

› Catalina Marchita

A esta altura participar es entrar en una comida recalentada.
Por lo tanto voy a ser muy práctica: a. ¿vas a subir La Revoluta? b. ¿vas a subir La Vigilia? c. ¿Parezco muy demandante? d. ¿Soy muy demandante? e. ¿no es muuuuy martes hoy?

› Uruguayo Washington

Lo único que se me ocurre, dspués de leerlo dos veces, es que el tipo es un idiota. ¿No sabe que Braun es mejor marca?

› Stivo Zizou

Decime que el tipo es Carlson, el de "Queer Eye", y la esposa es Ellen De Genneres y yo te gestiono el espacio para que escribas la serie en Sony.

La opción de que sean los Kirchner es muy chabacana, de teatro de revistas lanatiano. Ajjjj...

Decime que sí a lo de arriba y yo te aseguro que tenés futuro en "30 Rock".

Diego Fonseca

Catalina Marchita
Todos "sí", pero no importa. Bienvenida otra vez.

Uruguayo Washington
Ayer alguien defendió por email, conn exceso de vehemencia, el valor superior de Moulinex. Yo uso Cuisinart, Oster y Krups, pero ese soy yo.

Stivo Zizou
Sí. ¿Ahora me dejás decir lo que quiero?

› Encuentros Cercanos con 3 Tipos

Claramente la señora tiene los pantalones largos y al señor le queda muy bien el tutú.

Zona de comentarios

Aquí cualquiera comenta pero no todos dicen algo

Bemvindo.

Somos gente grande, así que no hay moderación de comentarios.
Eso quiere decir que las ofensas se van solas al tacho de basura.

Diego