lunes, 23 de febrero de 2009

Cómo nos hacemos hombres

Lo sabes, padre, la mayor de las perversiones es hacer lo perverso transparente y aceptable para los demás. Desalojar la oscuridad. Por lo tanto, lo intuyas (eso creo) o no, debo notificarte el objeto de esta conversación: tú, padre mío, serás destinatario de mi mayor perversión: te negaré.

Lejos del falsario de Pedro: serán una, tres y mil veces.

Será profesión de fe perseguir tus errores y desenmascarar tu autoridad. La llamaré utilería, pompa.

Te maltrataré.

Comprobaré cada una de tus palabras. Iré hasta la filosofía. Nada de tí debe ser legítimo.

Mancharé mi lengua con porquería; seré impune. Mis calificativos para tí, padre, son estos: despojo, bahorrina, estiércol familiar, mierda de progenitor, boñiga y caca.

Sobra humana. Basura, basura, basura.

Cerdo.

Te odiaré en público, arrojado y enrojecido. (Te amo, padre, lo sabes.)

Robaré tu dinero, mancillaré tu apellido. Doblaré tu nombre.

Cagaré-tu-honra.

Puedo ejecutar mi montaje pues no harás nada contra mí, ¿verdad?

Porque sabes cuál es el objetivo de esto. Somos familia. Quiero devastar tu vida para ser yo, padre, el padre de mi padre.

Abolir el pasado. Ser libre. Inventarme. Decir: he nacido de nadie, debo nada a nadie.

Deseo la autoridad que no poseo mas obtendré por destrucción.

Conozco el mecanismo.

Deshombrarte, trazar una línea entre tú y la familia. Allí tú; detrás mío, los demás.

Yo: yo. Insolente. Descarado. Blanco de semblante. Inexpresivo.

Nada cuanto digas dolerá. Nada cuanto hagas, desafiará el plan.

Debes hacerlo: espero tu valentía primitiva.

Grítame.

Acúsame de malévolo: los años lavarán esta adolescencia.

Castígame con fuerza: cerraré los ojos, anotaré los golpes. Por la nómina de reveses responderás en público.

Tus amistades, padre, te censurarán. El mundo te pondrá a un costado del camino...

Esta, padre, a grandes rasgos, es la descripción de cuanto sucederá cuando alcance mis quince años.

Conoces mi perversión. Estoy diciéndote, palabra por palabra, que no busco más que tu desmoronamiento emocional.

No te quiero muerto: te quiero con el músculo cardíaco abierto. Que el aire te dañe la carne, que pierdas electricidad.

No quiero oirte llorar ni rogar la detención.

¿Qué harás cuando suceda?

Tú y yo, padre, sabemos que ocurrirán dos cosas. Primero, ya convencido o agotado, me detendré frente a tí a observarte en la devastación. Evaluaré unos segundos. Concluiré: la obra está hecha. Segundo, me acercaré a pedir, que no implorar, perdón.

Diré:

Es el final, padre. He agotado toda mi miseria en tí. Me he hecho hombre ya. ¿Me perdonas?

Así no sea necesario, he de llorar la llaga abierta y la cerrada.

Así no sea necesario, caerán las babas de mi aflicción.

No hay arrepentimiento sin vomitar el pecho. Sin hipos o desafuero.

¿Es expiación confesar la culpa por anticipado?

Parte del exceso, padre, perdonarás.

Es el ciclo natural. Ya reservé ticket para la prole sucedánea.

14 COMENTARIOS:

Parsimonia

Parece un manifiesto de vanguardia.

Esteban Dublín

Y de odio y amor a la vez. Saludos, Fonseca.

› Cachivache del Kurdistán

Mierda, y mis hijos harán lo mismo conmigo. Autobiográfico?

Machuca La Ruca

No sé si autobiográfico, pero quién no ha tenido esos pensamientos con padre o madre... Güey, oscurísimo!

Leonor

es un vómito muy muy saludable

el tapir

Alguna vez participé en una terapia masivaa. Si no era grupal, era masiva, e intensiva. Todos lloraron mierda hacia sus padres. Es la ley de la vida. Está marcado que fallaremos, como nos falalron, si el que nace es la nada, para colmo un ego eterno, perverso polimorfo, hasta que le mundo, de apoco, se hace carne.

› Mike Geouff

Kill dad, fuck mom!
Hola, Gemelo. I am in Canada right now. My lovely wife says I have to stop reading "pelotudeces". ja ja ja
I am back --just for two minutes

Javier

Demasiado 'pa mi, con tantos hijos y esta perspectiva.

Diego Fonseca

Parsimonia
1) ¿Por qué?
2) ¿Estás a favor o en contra?

E
Casi punk, pero sí.

Cachivache del Kurdistán
Mi padre me preguntó lo mismo... Y no lo es.

Machuca
Bienvenida. Andaba perdida.

Leonor
¿Lo practicaste? ¿Funciona?

Tapir
Sabias palabras. Al final, el problema es que todo se somatiza. A mí las teleologías me duelen en la segunda vértebra cervical. Y ciertos rezongos psico-marxistas me provocan angustia oral.
A propósito, creo que sé de qué terapia masiva hablás...

Mike
Where TF were you've been? Welcome back.

Javier
¿Tantos hijos es más de...?
Y a la perspectiva, como el incandilamiento de sol, m'hijo: córrase un poquito, tape la resolana haciendo techito y ispérese. Sabiduría campera. Falla siempre pero persiste. Y así va uno.

Parsimonia

1) Bueno, yo no lo he tomado al pie de la letra y he pensado que era el padre representaba lo tradicional y lo anterior. Los vanguardistas son iconoclastas y rebeldes como un hijo adolescente y en muchos de sus manifiestos se exalta la violencia.
En especial, los poetas expresionistas tienen como uno de los temas principales el conflicto generacional entre padres e hijos y los dadaístas pretendían crear un arte que empezara de cero, sin tutores.
2)Si estoy a favor o en contra de un tipo de manifiesto vanguardista que derriba las tradiciones: NO. Al menos en la literatura universal se ha demostrado que los movimientos de vanguardia son un movimiento efímero (de nuevo, como la etapa adolescente) y que sólo con la unión de tradición puede dar resultados estables que sobrevivan al fluir de los tiempos.
Un ejemplo, la Generación del 27 en España.
Recuerda que Borges también abandonó a los ultraistas en su momento.

Cuando me hago la profe soy bastante pesada y charlatana :D.
PD: he esperado con ilusión y en vano que me escribieras generosamente un final para mi último relato. Snif y en fin, espero que vuelvas pronto a visitarnos (¿me he vuelto a poner pesada? ja, ja).

*GEORGINA*

es genial!
la mayor de las perversiones es hacer lo perverso transparente y aceptable para los demás

suena un tanto a Dostoievski pero sin la culpa! jaja

Saludos cordiales
buen blog e! muy bueno!!
Georgina

› Anónimo con Apellido

Me he quedado con tal angustia que tengo ganas de llorar. De pendejo he sido un idiota. Me encantaría tener a mi viejo al lado para pedirle disculpas.

Qué boludos que somos.

Pablo Giordano

Esto es muy bueno, Diego. Vuelvo a leerte.

Diego Fonseca

Perdonen la demora en responder. Aquí vamos...

Parsimonia
1) Ah, la belleza de la negación del pasado, la hipotética liberación de toda historia... Debe ser lo más cercano a una idea de la libertad artística, pero no por superación sino por prescindencia, ausencia o negación de lo que fue. Asunto largo; lo dejo aquí. Pero muy buen pie para empezarlo.
2) Sociología pura. Los socialdemócratas y los teóricos del gradualismo no estaban muy errados, parece.
Lamento no haber podido pasar. No me han dado los tiempos.

Georgina
Bienvenida y gracias. A veces se las lecturas se me ven por las costuras; otras veces, la iglesia. Pasa cuando quieras (suscribite, es más práctico).

Anónimo
Sí.

Pablo
Bienvenido otra vez. Gracias.

Zona de comentarios

Aquí cualquiera comenta pero no todos dicen algo

Bemvindo.

Somos gente grande, así que no hay moderación de comentarios.
Eso quiere decir que las ofensas se van solas al tacho de basura.

Diego